Mini Carro

  • El carrito está vacío

9 razones por las que escalar montañas puede enriquecer tu vida

Para nosotros, las montañas son como nuestro hogar. Plantamos 1 árbol por cada artículo comprado en nuestra tienda, por lo que intentamos pasar mucho tiempo en las montañas apreciando todo lo que tienen que enseñarnos estos seres maravillosos.

Todos sabemos que estar en las montañas puede mejorar la vida y la salud, pero ¿qué hay de subir a la cima de esas montañas? Veamos algunos de los beneficios de escalar montañas y de cómo puede ayudarte de forma muy positiva. (¡Síguenos en Instagram @revolucionatural!)

escalar montañas

1. Los beneficios para la salud física y el estado físico son enormes

No solo desarrollarás una fuerza y ​​resistencia increíbles al escalar montañas (si lo haces de forma constante, ¡claro!), sino que también descubrirás que tu dieta mejora. Los McDonalds no están disponibles en las montañas (¡gracias a Dios!), por lo que tendrás que llevar tu propia comida de casa.

También podrás descubrir que los alimentos poco saludables no te alimentan de la forma adecuada. El esfuerzo que implican el senderismo y la escalada exigen una dieta adecuada. La altitud entrena tus pulmones para que se vuelvan más fuertes y la lucha a medida que caminas y caminas es menor. Además, hay mucho que aprender del ejercicio en la naturaleza.

2. Puedes ver lugares que muy pocos llegan a ver

Todos podemos ver fotos de estos lugares y todos podemos anhelar ir a estos sitios, pero llegar hasta allí de forma real, es algo que no hace todo el mundo. El tiempo y el esfuerzo necesarios para escalar una montaña, y estoy hablando de una buena caminata de un día a gran altitud, puede ser una tarea demasiado pesada para muchos.

Cuando llegues a la cima, puedes estar seguro de que serás de los pocos que lo han logrado y podrás deleitarte con la belleza y la rareza de tal vista. Lo bueno es que está 100% garantizado que obtendrás una vista increíble desde la cima de una montaña (a menos que sea un día con niebla).

3. Conocerás a las personas más increíbles que pronto llamarás amigos

Los excursionistas y escaladores son una raza de personas increíble. Podrás descubrir que todos ellos tienen algunas cosas en común: todos son positivos, todos son fuertes y confiados y todos están felices. Conocer gente a través de grupos de senderismo y redes sociales serán algunas de las principales formas de encontrar compañeros de senderismo.

Lo bueno de los excursionistas es que todos tenemos objetivos similares, llegar a la cima de la montaña y disfrutar de un día de ejercicio y la belleza de la naturaleza. De esta manera se pueden hacer amigos para toda la vida porque generalmente se pasa mucho tiempo juntos. También puedes disfrutar de los lugares más hermosos con estas personas y eso os unirá de una forma muy especial.

4. Finalmente entenderás por qué te llaman las montañas, pero debes irte

Las montañas son tan especiales y tienen tanta magia... Tal vez sea el hecho de que pueden resultar muy peligrosas o tal vez sea porque nos hacen sentir tan pequeños... que incluso cuando no las subes, te llaman.

Es posible que descubras que todos los problemas de tu vida se disuelven cuando estás cerca de ellas o que la vida se ralentiza un poco. Todo lo que puedo decirte es que después de pasar un tiempo rodeado de montañas o escalándolas sentirás la necesidad de volver.

5. Escalar montañas te enseñará paciencia, perseverancia y gratitud

Escalar una montaña no es nada fácil. Hay tramos largos de escalada vertical que pueden ser de lo más agotador y bastante complicados. Pero no solo las dificultades físicas te pondrán a prueba, sino que también lo harán las mentales.

Una escalada complicada y la búsqueda de rutas es algo que te puede ayudar a aprovechar al máximo tus habilidades mentales. Entenderás la riqueza y el valor del ir poco a poco y de la importancia de cada uno de los pasos durante el camino. Aprenderás a no rendirte nunca; y sabrás comprender que la recompensa hará que valga la pena el trabajo que se necesita.

Puede que te lleve varios meses, varios intentos o solo unas horas pero si te tomas el tiempo con calma podrás lograr la escalada. Una vez que lo hagas, te darás cuenta de qué va todo esto. Es como alcanzar una meta, lograr un sueño y darte cuenta de que puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Es una sensación adictiva que nadie puede explicar adecuadamente y que simplemente tienes que experimentar. 

6. Te enseñarán por qué queremos proteger el medio ambiente

Después de ver cómo se ven los lugares vírgenes, querrás protegerlos. Las talas y cualquier otra interferencia humana en cualquiera de estos hermosos lugares será lo peor que puedas imaginar. Puede que finalmente comprendas por qué hay tantas reglas en los parques nacionales y es posible que incluso empieces a estar agradecido porque existan dichas reglas.

Después de escalar montañas empiezas a respetar un poco más lo que tienes. Encuentras que reciclas más, usas menos y reutilizas todo lo que puedes para ayudar de todas las maneras posibles.

7. Te enseñarán a ser positivo

Si crees que tú no puedes escalar una montaña simplemente te estás condenando al fracaso. Decirte a ti mismo que no puedes o que es imposible algo no ayuda de ninguna manera. En cambio, si eres positivo, incluso si la escalada es imposible en este momento, continuarás intentándolo.

Siempre me digo a mí misma que debo tener un 120% de determinación para lograr cualquier meta que me proponga. Si no crees que puedas escalar la montaña, probablemente nunca lo harás. Pero lo cierto es que puedes hacer más de lo que crees que puedes y para ello solo tienes que confiar en ti mismo, creer en ti mismo y tomártelo con calma, poco a poco, antes de que te des cuenta, estarás en la cima.

8. Te enseñarán a disfrutar de los pequeños lujos de la vida

Unas seis horas agotadoras bajo el calor... y por fin, te detienes para tomar agua. Probablemente será el mejor agua que hayas probado en tu vida. Pasamos por alto las pequeñas cosas de la vida por darlas por sentado, el agua es una de ellas.

Cuando llegues a la cima y te des cuenta de que olvidaste meter tu abrigo en la mochila, te darás cuenta de lo frío que puede ser el viento y de lo importantes que son las pequeñas cosas cuando no están. Aprendemos a estar más preparados y a respetar aquello que nos proporciona comodidad. Dormir sobre rocas duras en el frío te recordará lo increíblemente confortable que es tu cama.

9. Te enseñarán sobre el cambio y cómo estar preparado para él

Si alguna vez has pasado tiempo en la montaña, ya debes saber que el clima cambia en un abrir y cerrar de ojos, por lo que estar preparado es clave. Cada montaña es diferente y muchas veces eso y el clima, te obliga a cambiar de ruta.

Nunca hay un solo camino para subir una montaña, a veces la ruta pasa por muchos caminos diferentes o hay algo que bloquea el camino que elegiste. Las montañas te enseñarán que las cosas siempre están cambiando y solo necesitas encontrar otra táctica para superar los imprevistos.

 

Cada montaña que he escalado me ha enseñado al menos una lección importante. ¡En una subida lluviosa aprendí que las cámaras no son impermeables! En otra subida aprendí a estar mejor preparada para encontrar la ruta (más investigación, etc.). Ya sea que las montañas te enseñen a llevar un abrigo impermeable o que los zapatos adecuados son esenciales, siempre aprendes algo. Cada vez que subes aprendes algo.

Escalar montañas puede ser lo mejor y lo peor que hagas en tu vida, pero al final de todo, por lo general siempre terminas queriendo más, pase lo que pase.

 

pulsera arbol de la vida natural

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *